Muere Harvey Pekar, antihéroe del cómic underground

Harvey Pekar y su personaje en ’American Splendor’

OSKAR L. BELATEGUI 14-07-2010

«Me gusta pensar que mis lectores son adultos, gente de izquierdas desde un punto de vista filosófico y político», declaraba Harvey Pekar a EL CORREO en 2005, cuando ‘American Splendor’ llegaba a los cines después de triunfar en Sundance. El genial actor Paul Giamatti (el chalado por el vino de ‘Entre copas’) encarnaba en la cinta al propio Pekar, que en sus historietas se había limitado a contar sus cuitas existenciales. En lugar de aventuras de superhéroes, el diario de un ‘neuras’ con una aburrida vida como archivista en un hospital. Pekar ponía los textos y Robert Crumb los dibujos en un título esencial del cómic underground.

Harvey Pekar y su personaje en ’American Splendor’ Ampliar foto Portada de un número de 'American Splendor', de Harvey Pekar y Robert Crumb Portada de un número de ’American Splendor’, de Harvey Pekar y Robert Crumb

Enfermo de cáncer de próstata, asmático, depresivo e hipertenso, el autor de ‘American Splendor’ fue encontrado muerto en su domicilio de Cleveland el pasado lunes, «una hora después de irse a la cama de buen humor», ha precisado su viuda y tercera de sus esposas.  Tenía 70 años y ostentaba el título de santón de la contracultura con el mismo enfurruñamiento con el que contemplaba la vida. Hijo de inmigrantes judíos, Pekar fracasó en la universidad y en la bohemia. No le quisieron en el Ejército. Su pasión por el jazz y la Beat Generation le unió a Crumb, que en 1976 le sugirió el relato de su día a día. «Me gusta escribir sobre la gente normal, aunque todo el mundo es extraordinario y puede inspirar una historia fantástica», defendía.

Pekar trabajó hasta su jubilación en un hospital de veteranos. Jamás salió de Cleveland. Escribía sus tebeos y colaboraba en revistas y radios hablando de jazz y literatura. ‘American Splendor’ desprende el sarcasmo y la sinceridad de su personalidad. Su sentido de la observación y el relato de una cotidianidad dibujada con humor negro. Como a Robert Crumb, al autor de ‘El derrotista’ le gustaba regodearse en su personaje de perdedor. Pero el desencanto era genuino: David Letterman dejó de llevarle a su show cuando Pekar se puso a despotricar contra General Electric, dueña de la NBC. «Este tipo, es nuestro hombre, crecido y sin destino», se presenta a sí mismo en ‘American Splendor’. «Nunca tuvo una gran educación formal. Vivió en barrios, tuvo empleos y ahora está hasta las rodillas en un segundo matrimonio desastroso. Así que si buscas romance o escapismo o una figura de fantasía que nos salve a todos, te equivocaste de película».

http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100714/cultura/muere-harvey-pekar-antiheroe-20100714.html

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: