Lupanaria

CARMEN GÓMEZ OJEA

La infraliteratura lupanaria de la sección de anuncios de los diarios, donde se ofrecen tactos y contactos e intimidades sexuales, es un subgénero narrativo que se mantiene en las páginas de los periódicos como material interesante, porque da mucha pasta y es, en consecuencia, beneficioso para las arcas de la empresa. Es cierto que en algunos se ha suprimido y parece ser que camina en dirección recta hacia su general desaparición, lo que no hará resoplar con contrariedad a quienes leemos hasta los prospectos de los medicamentos, porque siempre hay algo llamativo que produce el placer que se experimenta sorprendiendo el vuelo de una estrella fugaz o el choque de dos llamas que bailan alegres en una hoguera.

En los lupanaria de la prensa escrita lo que hay es, sobre todo, un lenguaje muy grosero y hastiantemente repetitivo, además de vejatorio para las mujeres y no tanto para los Petronios que se ofrecen presumiendo de su banana y de su par de cocos. Sólo muy de tarde en tarde, en medio de las demás y numerosas cagarrutas, se encuentran extrañas y tristísimas margaritas, como la de la viuda de médico muy dócil, que puede consentir todo lo que le exijan, o la del ama de casa que, a modo de Santa María Egipciaca y de tantas piadosas prostitutas al servicio de los templos, chuleadas por los sacerdotes, indica que hace lo suyo por una buena causa; o la de quien, sin preámbulos, se declara muy floja, pasiva y apática, sabiendo bien lo que dice, pues a continuación puntualiza, igual que la viuda del médico, que se deja hacer cualquier cosa; o el reclamo atroz de la paraguayita, que aún está como nueva, casi impenetrada.

Desde luego, estos textos no son de Plauto ni de Terencio, pero presentan un nivel mucho más bajo de brutalidad que los otros, envueltos en olor a semen y a barba creciendo de macho cabrío ibérico, acaso porque son las mismas interesadas o sus madres y madrinas quienes los redactaron. Esa clase de publicidad podría subsistir si fuera aséptica, sin tanta literatura mancilladora y se limitara a dar información sobre números de teléfono, precios y horario. Por supuestísimo que lo ideal y deseable es que tal actividad no existiera y no debido a prohibiciones, condenas, persecución y castigo, sino porque no hubiera quien quisiera realizarla, lo que no sucederá mientras existan la explotación la injusticia, la hipocresía y toda esa horda iluminada e inmunda que exige a los curas el celibato, reserva el matrimonio, la maternidad y paternidad sólo para heterosexuales, y le sale un bigotito muy inquietante siempre que hablan de gais y lesbianas.

La prostitución está casada con el poder, los poderes, y seguro que le aguarda una larga vida o con toda seguridad más duradera que la de las ballenas. Los lupanares, casas de lenocinio, prostíbulos y mancebías son cosa de reyes, magnates, jeques, jefes, de matadores de toros y de buenos padres de familia numerosa y de orden que caminan muy derechos y con la cabeza alta. En cambio, esa gentecilla pestilente, defensora del nudismo, de la transhumancia, del cáñamo y del amor libre, guarroncios pies negros para quienes matar a una hormiga por el gusto de aplastarla es una acción malvada y criminal, tanto como envenenar a la infancia con mentiras y domarla a base de cuentos infernales y fábulas de terror, son hijas e hijos de la acracia empeñada en crear liberatorios para rescatar a las prostitutas de la esclavitud, porque el trabajo esclavo no es un cuenterete de antaño, sino una realidad horrenda de ahora mismo, una verdad que no les quita el sueño ni las ganas de comer y beber a los dueños de las cosas y de las personas, ni les borra de las bocas su sonrisa de presidentes, amos del mundo.

*Escritora.

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=563681

La ilustración:

http://javierastasio.blogspot.es/1253689560/

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: