Temor a las epidemias

Foto: Reuters | Texto: Efe

Tras las inundaciones, la principal preocupación de las autoridades paquistaníes es la propagación de diversas epidemias. El primer ministro, Yusuf Razá Guilani, ha asegurado que su Gobierno está “seriamente preocupado” por la posibilidad de que se propaguen el cólera o la disentería. En un discurso sobre la situación sanitaria de Pakistán tras la catástrofe, Guilani ha alertado de que 3,5 millones de niños corren el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por la contaminación de las aguas y mostró su solidaridad con los afectados por causa de las inundaciones, que cifró en 20 millones, aunque la ONU los sitúa en 17.

“No sólo se enfrentan a las dificultades de la vida diaria, sino que están expuestos de forma peligrosa a riesgos sanitarios”, constató el primer ministro, según un comunicado oficial. Guilani recordó que el sistema sanitario de Pakistán ha sufrido también la devastación de las aguas y 200 centros sanitarios han sufrido daños. Según los datos del primer ministro, 1.534 personas han muerto, 2.062 han resultado heridas y más de un millón de viviendas se han visto afectadas por las inundaciones que empezaron a finales de julio. También ha hecho una exhortación a los gobiernos extranjeros para recibir ayuda: “Debemos entender que ningún Gobierno de ningún país puede responder por sí solo a tan enormes necesidades sanitarias”.

http://www.elconfidencial.com

Anuncios
  1. Por estos días en diferentes partes del mundo las tragedias se multiplican; inundaciones, accidentes aéreos, atentados etc. En nuestro país las inundaciones afectan ahora parte de la región donde vivo. Pero en Pakistan la tragedia es enorme. Tienen arsenal atómico pero un sistema de salud que deja que desear. En fin… saludos

    • Hola José. Llevamos ya unos años con los informativos llenos de noticias sobre catástrofes naturales o fenómenos meteorológicos inauditos y poco comunes que terminan en incendios, corrimientos de tierras, desbordamientos de ríos, tsunamis, nevadas inmensas o en sitios insospechados, desprendimientos de superficies gigantes de glaciares en el mar, desaparición de glaciares en las montañas, del hielo en los polos…y ¡es ahora cuando empezamos a considerar la posibilidad de la existencia de un nexo de unión en todo ello!. Como dice un artículo recientemente publicado en el Asteroide “hay un método en su locura” . No podemos ser más (interesadamente) torpes.
      Torpes para todo: más de el 90% de la población de Pakistán que rondará los 190 millones de personas, son Islamistas. Tiene costas al Mar Arábigo y al Golfo de Omán, Tiene frontera con Afganistán e Irán, con India (con quien mantiene conflicto fronterizo) y con China….Es un país importantísimo en el equilibrio de políticas internacionales entre Oriente y Occidente que ve con preocupación la progresiva radicalización y avance del Integrismo que podría derivar en la cesión de su tecnología atómica a países como Irán y Afganistán. EEUU (por cierto también poseedor de la bomba atómica) lleva tiempo intentando comprar una alianza imposible con los distintos gobiernos y ahora castiga la supuesta deslealtad en la lucha contra los talibanes en Afganistán (denunciada recientemente por la organización Wikileaks) con la más absoluta de las tacañerías en la que arrastra a sus aliados en Europa, dejando a la merced de la suerte y supervivencia a 20.000.000 (20 millones) de damnificados por las inundaciones que han cubierto una superficie del país equivalente a Suiza, Austria y Bélgica juntas.
      Occidente deja (una vez más, recordemos la actitud ante el terremoto del 2005) en la estacada a este país y con el agravio comparativo de su reacción ante la tragedia de Haití, a este país de gente amabilísima, culta y trabajadora como yo mismo he tenido la oportunidad de comprobar.
      ¿Cómo ha de ser la sanidad en un país de esa densidad de población y orografía? ¿Cómo puede responder ante la tragedia de semejantes dimensiones? ¿Funcionó mejor la sanidad en EEUU cuando Orleáns fue asolada por el Katrina?. Entiendo la contradicción que planteas en tu comentario y lo comparto, naturalmente, pero lo extendería a mi propio país, por ejemplo, y abogaría porque todos los gastos militares (me conformo con la fortuna que supone estar en Afganistán) se destinen a mejoras en la sanidad pública.
      La devastación ahora mismo en Pakistán es absoluta e imposible de afrontar sin la ayuda de nuestros países. No importa que Occidente no lo haga. El mundo musulmán se volcará con ellos, el integrismo se afianzará donde los europeos no hemos querido estar y la sociedad pakistaní aprenderá a mirar a otro lado cuando busque amigos para afrontar la necesaria (y ojalá pronta) reconstrucción del país, separándose de occidente un poco más. Que oportunidad más maravillosa estamos perdiendo con esta actitud tan mezquina. Que pena de gente. (de ellos y de nosotros).
      Un abrazo José, agradezco mucho tus comentarios.

  2. Por cierto, a propósito de las epidemias. Los mexicanos aún recordamos la del virus AH1N1 que azotó a México, y la solidaridad mundial fue casi nula. Ëramos los apestados, los mexicanos por el mundo fueron tratados muy mal. Pocas naciones se solidarizaron, recuerdo a España y Francia. Otras hasta vuelos cancelaron, equipos de fútbol se negaron a jugar en México o recibir a los equipos mexicanos etc. Era la epidemia de la ignorancia.

    • Dices bién:. “la epidemia de la ignorancia”.
      Donde hay ignorancia hay miedo. Pero México reaccionó con una valentía en la toma de decisiones y medidas sorprendente. Dudo mucho que los gobiernos europeos ante una situación de pandemia “real”, no inventada como resultó, fuesen capaces tomar medidas tan drásticas y valientes.
      Fue una vergüenza y lo sigue siendo.
      Recuerdo una foto que me impresionó y recorté de un avión de las líneas aéreas mexicanas inmovilizado en China y la escalerilla de acceso repleta de personas enfundadas en buzos blancos, guantes y mascarillas al encuentro de los pasajeros.
      Al final siempre el miedo al de fuera, siempre portador del mal…como en la Edad Media. Un abrazo, José.
      Mexico en Shangai

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: