Josep Ramoneda arremete contra “el totalitarismo de la indiferencia”

Javier Bauluz/Premio Pulitzer.

GUSTÍ FANCELLI – Barcelona – 15/09/2010

El libro Contra la indiferencia (Galaxia Gutenberg) se compone de reflexiones que el escritor, periodista y director del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona Josep Ramoneda (Cervera, 1949), ha elaborado en los últimos seis años. Entiéndase, pues, que algunos de esos materiales han servido antes para una conferencia o una exposición, pero solo ahora han encontrado su lugar (“el lugar”) en un libro de ensayo político que toma carácter de manifiesto, incluso de panfleto, pero que también incorpora otros géneros como el aforismo, la crónica literaria o el diccionario.

Todo, menos un libro de recetas. “Es más fácil enfrentarse al mal que defender la bondad”, advierte Ramoneda. “La democracia es un artefacto débil para luchar contra el abuso de poder que está en el origen de todo totalitarismo. Yo no canto sus bondades, sino que apelo a defenderla frente a una casta política, económica y mediática que trata de sumirnos en la indiferencia y convertirnos en individuos NIF tres ces, esto es en consumidores, contribuyentes y competidores”.

El origen del mal actual lo sitúa Ramoneda en la hegemonía neoconservadora que arranca a principios de los ochenta con Thatcher y Reagan y se consolida en la era Bush, al tiempo que la izquierda se queda sin discurso. ¿Qué hacer? Pues, como defendía Verdi, volver a lo antiguo: será un progreso. “La Ilustración creyó firmemente en la condición humana y en la verdad, aunque su ideal condujo luego a desviaciones como el cientifismo. Ahora no se trata de volver a un ideal, sino a un lugar en el que debatir sobre la alienación del consumo, que nos destruye la líbido y no nos deja otra cosa que la pulsión de volver a consumir. Esto es, un lugar en el que posicionarse, por ejemplo, contra la industrialización del miedo que quiere hacernos creer que Al Qaeda es el principal problema del mundo, cuando calculo que debe andar por el puesto número 30”.

La parte más emotiva del ensayo de Josep Ramoneda se sustancia en un capítulo dedicado a Jorge Semprún, ejemplo de lucha a través de la escritura contra las dos barbaries del siglo XX, el nazismo y el comunismo, ambas hijas descarriadas de la Ilustración. Y aboga, con Claudio Magris, su otro autor de referencia, por una Europa que sea baluarte contra las guerras civiles. Aunque advierte: “Europa está en peligro. Husserl explicó el cansancio europeo en el periodo de entreguerras. Ahora advierto un agotamiento que puede convertirla en un museo exquisito si no la defendemos de males como el multiculturalismo o las identidades excluyentes”.

Anuncios
  1. Hola, Joselu:
    Pensaba mientras leía, que con tanta información y tantos pareceres, al final, creo que cada vez tengo menos opinión sobre nada… Sólo se me ocurre auto diagnosticarme un exceso de empatía… pero prometo, que me estoy “quitando”.
    Ramoneda al que sigo desde hace años (también escribe en La Vanguardia)está casi siempre oportuno y acostumbra a diagnosticar bien la sociología que “nos aqueja”.
    No sé si Europa y cuando dice Europa, creo que engloba “Occidente” está muerta como afirma en su libro, pero lo que si sé, es que le está costando asumir más de lo oportuno, que las Utopías de finales del XIX y principios del XX, se han convertido indigestas Distopías, que han desmontado el mundo de los “bloques” sin, hasta la fecha, una alternativa viable, que no sea ese archiconocido neocapitalismo salvaje que nos lleva de crisis en crisis, cada vez peor y tiro por que me toca.
    El mundo lleva una extraña deriva que se me escapa, amigo… pero de algo estoy segura:
    No suscribo la idea de que el Cientifismo sea una desviación “anómala” de la Ilustración, al contrario, la doy como una de sus bondades y creo que es la corriente, que también hasta la fecha, nos ha librado de más oscurantismos, integrismos y marrones varios…. La Ciencia, de per se, no es ni mala buena, otra cosa es el uso que hagamos de ella.
    En estos tiempos que corren, de Totus Revolutum “todovalemientrasamínomeobliguen”… viene bien un referente cierto y diáfano al que dirigirse. Y si Europa y el Occidente civilizado tiene una posibilidad de salvarse de ese multiculturalismo relativista y de identidades excluyentes, incluso de crecimiento económico y espiritual, aparte de sacudirnos este papanatismo buenista de admitir lo inadmisible… pasa por ese Cientifismo.
    Falta ver, como la sociología y ese cambio de paradigma tan cacareado se las apañen, para superar este profundo reto del presente. Soy pesimista.

    • El Roto
      Hola Cristal00k. No sabes cuánto te entiendo. A mí me lo dices bien, me lo confirmas con datos y ya me lo creo. Hoy el anverso. Mañana el reverso. Pero no es cierto que así no se afiance una opinión. Tu gravatar me inspira un ejemplo. La sensación previa a un examen después de haberlo estudiado todo como un loco. Llegábamos a la prueba pensando que de tan revuelto no sabíamos nada. Pero de pronto, a medida que contestabas descubrías la fluidez con que salía el discurso de la respuestas. Pués eso.
      El proyecto de Europa (opinión de ciudadano, no creas), efectivamente, lo percibo más cerca del futuro distópico de “Blade Runner” que el de “2001 Una odisea…” Aquí es de noche permanente, llueve ácido y ni sabemos si somos quien decimos que somos. La pelota lleva años en nuestro tejado de la izquierda y la ecología pero no movemos ficha. Mientras nos asustamos de la que está cayendo los integrismos xenófobos de adoradores del becerro de oro van poco a poco ocupando escaños en los parlamentos de esta rancia Europa, hasta que en alguno de nuestros países terminen gobernando de nuevo los fascistas y vuelva a liarse todo. (Que no lo veamos. Toco madera).
      Sin haber leído el libro casi apostaría a que Ramoneda se refiere al cientifismo que, en pos del pragmatismo más radical, sacrifica las bases de su origen humanista y termina dejando morir al “hombre” para salvar la humanidad.
      Y no. Yo tampoco lo veo, la verdad. Hace frío y está oscuro ahí fuera.
      Gracias por venir a iluminar un poco. Un abrazo, amiga.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: