Posts Tagged ‘ Prostitución ’

El liberal, la progre y la prostituta

Prostitución infantil en Brasil

Kim Manresa (1961) empezó a publicar sus fotografías en 1975. Sus imágenes, tomadas por todo el mundo, se centran en temáticas sociales. En la imagen vemos a dos niñas víctimas de la prostitución infantil en Brasil.

VÍCTOR LAPUENTE 31/08/2010

Profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo, Suecia.

La derecha más liberal y la izquierda más progresista están de acuerdo en una misma reforma. Hay que legalizar la prostitución. Para el liberal (hay muchas voces liberales, pero, por su estatura intelectual, recomiendo a Sala-i-Martín en La Vanguardia, 17-9-09), el Estado no puede prohibir el intercambio voluntario de servicios entre adultos a cambio de dinero. Para la progresista (ídem, Imma Mayol, EL PAÍS, 25-9-09), el Estado debe garantizar a las “trabajadoras del sexo” la salvaguarda de sus derechos. Para ambos, la regularización, al hacer aflorar una economía sumergida, reduciría tanto el tráfico ilegal de personas como los abusos y las condiciones de explotación en las que viven muchas prostitutas. Y, de paso, podríamos recaudar impuestos, que nos viene muy bien en tiempos de crisis. ¿Algo que objetar a esta conjunción de las mejores virtudes del mercado libre y del Estado regulador-protector?

Me temo que sí. Sigue leyendo

Lupanaria

CARMEN GÓMEZ OJEA

La infraliteratura lupanaria de la sección de anuncios de los diarios, donde se ofrecen tactos y contactos e intimidades sexuales, es un subgénero narrativo que se mantiene en las páginas de los periódicos como material interesante, porque da mucha pasta y es, en consecuencia, beneficioso para las arcas de la empresa. Es cierto que en algunos se ha suprimido y parece ser que camina en dirección recta hacia su general desaparición, lo que no hará resoplar con contrariedad a quienes leemos hasta los prospectos de los medicamentos, porque siempre hay algo llamativo que produce el placer que se experimenta sorprendiendo el vuelo de una estrella fugaz o el choque de dos llamas que bailan alegres en una hoguera.

En los lupanaria de la prensa escrita lo que hay es, sobre todo, un lenguaje muy grosero y hastiantemente repetitivo, además de vejatorio para las mujeres y no tanto para los Petronios que se ofrecen presumiendo de su banana y de su par de cocos. Sigue leyendo