Archive for the ‘ Internet ’ Category

Facebook: restablecer la privacidad

TIMOTHY GARTON ASH 11/10/2010

Un par de días después de ver La red social, el nuevo filme sobre Facebook, visité a dos altos cargos en la sede de Facebook en Page Mill Road, Palo Alto, al lado del campus de la Universidad de Stanford. “¿Qué les pareció la película?”, les pregunté; me habían dicho que llevaron a todos los empleados en autobuses a ver el estreno. “Me pareció árida”, dijo uno, “y un poco lenta”. “Bastante aburrida”, dijo el otro. ¿Puede ser que esa sea la línea oficial de la compañía? ¿Facebook dice que la película sobre Facebook es aburrida?

Pues no les hagan caso. La red social es muy divertida y desde luego merece la pena verla. Ahora, no piensen que es una película seria sobre las redes sociales, Internet y las posibilidades que crean para bien y para mal. Es una obra de entretenimiento sobre Harvard, los abogados estadounidenses y lo que representa tener 19 años. Está llena de exageraciones gloriosas y muy divertidas.

Muy realista, desde luego, no es. Sigue leyendo

Gérmenes

JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA 08/10/2010

Hasta ahora, existía una conexión evidente entre dos actividades humanas tan aparentemente alejadas la una de la otra como la agricultura y la informática: la incertidumbre. Encender un ordenador y sembrar una cosecha no son actividades tan distintas como pareciera: el agricultor nunca sabe si habrá sequía, lloverá a destiempo o helará. Pero el usuario informático tampoco las tiene todas consigo ya que los ordenadores se cuelgan o ralentizan sin motivo aparente. Por eso, sembrar una cosecha conlleva los mismos interrogantes sobre el futuro que encender el Windows e ir a la máquina de café: nunca sabes lo que habrá ocurrido cuando vuelvas.

Ironías aparte, la segunda conexión que está apareciendo entre la agricultura y la informática no tiene que ver con riesgos e incertidumbres sino directamente con graves amenazas. Sigue leyendo

Memoria y olvido en la era de Internet

Ireneo Funes

ERNESTO HERNÁNDEZ BUSTO 30/09/2010

Ensayista (premio Casa de América 2004).

Desde 2006 edita el blog de asuntos cubanos PenultimosDias.com

No creo que la sociedad entienda lo que sucede cuando todo está disponible, listo para ser conocido y almacenado indefinidamente”, dijo Eric Schmidt, consejero delegado de Google, en una entrevista concedida a The Wall Street Journal el pasado 14 de agosto. Y también predijo que los jóvenes que hoy hacen un intenso uso de las redes sociales podrían un día no muy lejano exigir el derecho a cambiar sus nombres para escapar de su pasado en Internet.

Cambiar de nombre parece complicado, pero no tanto cuando lo que está en juego es más complejo que un simple episodio embarazoso del pasado. Vean el ejemplo de Andrew Feldmar, un psicoterapeuta canadiense, que hace tres años se dirigía a recoger a un amigo en el aeropuerto de Seattle y se topó con un guardia fronterizo al que se le ocurrió buscar su nombre en Internet. Se enteró así de que Feldmar había escrito un artículo (en primera persona) sobre el uso del LSD en la década de los sesenta. El artículo, publicado en una oscura revista interdisciplinaria, le costó a Feldmar su entrada al país donde trabajaba, en el que vivían sus dos hijos, etcétera. Cada vez son más frecuentes estos casos en los que una simple búsqueda en la Red se convierte en requisito no superado. ¿Cómo impedir que Internet recuerde algo que queremos olvidar? Y sobre todo, ¿cómo hacerlo ahora que Google, Yahoo o Microsoft pueden almacenar todas nuestras búsquedas, hasta el punto de recordar nuestra vida mejor que nosotros mismos? Sigue leyendo

El ministro que hace reír a media Europa

Rosalía Sánchez | Berlín

Nueve de la mañana en la sede de Los Verdes en Berlín. La reunión de la Ejecutiva del partido comienza con retraso porque sus miembros “estaban viendo el vídeo de Merz”, explica un asistente. Cuando aparecen en la sala, Jürgen Trittin deja escapar todavía risas sueltas, bastante más abiertas y espontáneas que las de la semana pasada, cuando las encuestas auparon a su partido hasta alcanzar, por primera vez en la historia, la intención de voto a los socialdemócratas.

Apenas una hora más tarde y en un escenario muy distinto, la sede del Partido Liberal, el Thomas-Dehler Haus de Berlín, las sonoras carcajadas traspasan las puertas de los despachos y resuenan en los pasillos enmoquetados que conducen al departamento de Prensa. Al FDP le va de pena en las encuestas, así que la pregunta se impone: “¿Por qué están de tan buen humor?”. La respuesta es todavía más intrigante que las risas: “Tienes que ver el vídeo”, dice un diputado todavía desternillándose y con lágrimas en los ojos. Sigue leyendo

La era del bufón

Pastor Terry Jones of the Dove World Outreach Center speaks at a news conference in Gainesville, Fla., Wednesday. Jones stated that he would go forward with a scheduled burning of copies of the Koran at his church on Sept. 11, and then reversed himself the next day.  John Raoux/AP

El pastor Terry Jones da una conferencia de prensa en Gainesville, John Raoux/AP

MARIO VARGAS LLOSA 19/09/2010

Terry Jones, un oscuro pastor protestante de Gainsville, Florida, cuya iglesia cuenta apenas con medio centenar de parroquianos, anuncia que se dispone a conmemorar el aniversario de los atentados de Al Qaeda del 11 de septiembre quemando ejemplares del Corán y, en pocos días, se convierte en una celebridad mundial. No creo que exista un símbolo más elocuente de la civilización del espectáculo, que es la del tiempo en que vivimos.

Lo normal, ante una provocación, estupidez o payasada como la del pastor Jones, dictada por el fanatismo, la locura o un frenético apetito de publicidad, hubiera sido el silencio, la indiferencia, o, a lo más, una mención de dos líneas en las páginas de chismografía y excentricidades de los medios. Pero, en el contexto de violencia política y fundamentalismo religioso del mundo de hoy, la noticia alcanzó pronto las primeras planas y la imagen del predicador incendiario con su cara sombría, su terno entallado y sus dedos ensortijados dio la vuelta al globo. Sigue leyendo

La solidaridad entre los pueblos

¿De quién hablamos cuando hablamos de ayudar?. Niños de la Región de Baltistán./Foto: Joselu-2005

SHANSHAIR ALI 31.08.2010

COORDINADOR GENERAL FÉLIX IÑURRATEGI FOUNDATION

Como es sabido, la situación en Pakistán es dramática. Millones de afectados por inundaciones y avalanchas; miles de muertos y gravísimos riesgos de epidemias y hambre. Ciertamente la comunidad internacional, organizaciones de la ONU, y aun con graves dificultades el mismo Gobierno de Pakistán, están movilizándose para responder a este desastre: familias destrozadas, cultivos perdidos, infraestructuras inutilizadas, ausencia de energías, etcétera.

Sin embargo, existen pueblos y regiones enteras donde esta ayuda institucional o no llega o quizás llegue demasiado tarde. Me refiero especialmente a muchas localidades afectadas en la región de Karakorum: carreteras cortadas, falta de alimentos y de combustible…
En concreto, les quiero narrar lo ocurrido en la localidad de Thalis, en la región de Baltistán. Sigue leyendo

Habitaciones

JUAN JOSÉ MILLÁS 09/07/2010

Caí, navegando, en una página web muy oscura. Al poco distinguí un interruptor digital sobre el que di un golpe de ratón, haciéndose la luz. Apareció entonces un dormitorio que se parecía de un modo algo siniestro al mío. En una esquina de la pantalla se informaba de que en ese momento nos encontrábamos en la página cinco visitantes. Me inquietó la idea de encontrarme en compañía de otras cuatro personas a las que no me era posible ver, cuatro fantasmas. Quizá alguna de ellas, pensé, dispusiera en su ordenador de una herramienta que le permitiera distinguir a los otros. Sigue leyendo