Archive for the ‘ Internet ’ Category

Facebook: restablecer la privacidad

TIMOTHY GARTON ASH 11/10/2010

Un par de días después de ver La red social, el nuevo filme sobre Facebook, visité a dos altos cargos en la sede de Facebook en Page Mill Road, Palo Alto, al lado del campus de la Universidad de Stanford. “¿Qué les pareció la película?”, les pregunté; me habían dicho que llevaron a todos los empleados en autobuses a ver el estreno. “Me pareció árida”, dijo uno, “y un poco lenta”. “Bastante aburrida”, dijo el otro. ¿Puede ser que esa sea la línea oficial de la compañía? ¿Facebook dice que la película sobre Facebook es aburrida?

Pues no les hagan caso. La red social es muy divertida y desde luego merece la pena verla. Ahora, no piensen que es una película seria sobre las redes sociales, Internet y las posibilidades que crean para bien y para mal. Es una obra de entretenimiento sobre Harvard, los abogados estadounidenses y lo que representa tener 19 años. Está llena de exageraciones gloriosas y muy divertidas.

Muy realista, desde luego, no es. Sigue leyendo

Gérmenes

JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA 08/10/2010

Hasta ahora, existía una conexión evidente entre dos actividades humanas tan aparentemente alejadas la una de la otra como la agricultura y la informática: la incertidumbre. Encender un ordenador y sembrar una cosecha no son actividades tan distintas como pareciera: el agricultor nunca sabe si habrá sequía, lloverá a destiempo o helará. Pero el usuario informático tampoco las tiene todas consigo ya que los ordenadores se cuelgan o ralentizan sin motivo aparente. Por eso, sembrar una cosecha conlleva los mismos interrogantes sobre el futuro que encender el Windows e ir a la máquina de café: nunca sabes lo que habrá ocurrido cuando vuelvas.

Ironías aparte, la segunda conexión que está apareciendo entre la agricultura y la informática no tiene que ver con riesgos e incertidumbres sino directamente con graves amenazas. Sigue leyendo

Memoria y olvido en la era de Internet

Ireneo Funes

ERNESTO HERNÁNDEZ BUSTO 30/09/2010

Ensayista (premio Casa de América 2004).

Desde 2006 edita el blog de asuntos cubanos PenultimosDias.com

No creo que la sociedad entienda lo que sucede cuando todo está disponible, listo para ser conocido y almacenado indefinidamente”, dijo Eric Schmidt, consejero delegado de Google, en una entrevista concedida a The Wall Street Journal el pasado 14 de agosto. Y también predijo que los jóvenes que hoy hacen un intenso uso de las redes sociales podrían un día no muy lejano exigir el derecho a cambiar sus nombres para escapar de su pasado en Internet.

Cambiar de nombre parece complicado, pero no tanto cuando lo que está en juego es más complejo que un simple episodio embarazoso del pasado. Vean el ejemplo de Andrew Feldmar, un psicoterapeuta canadiense, que hace tres años se dirigía a recoger a un amigo en el aeropuerto de Seattle y se topó con un guardia fronterizo al que se le ocurrió buscar su nombre en Internet. Se enteró así de que Feldmar había escrito un artículo (en primera persona) sobre el uso del LSD en la década de los sesenta. El artículo, publicado en una oscura revista interdisciplinaria, le costó a Feldmar su entrada al país donde trabajaba, en el que vivían sus dos hijos, etcétera. Cada vez son más frecuentes estos casos en los que una simple búsqueda en la Red se convierte en requisito no superado. ¿Cómo impedir que Internet recuerde algo que queremos olvidar? Y sobre todo, ¿cómo hacerlo ahora que Google, Yahoo o Microsoft pueden almacenar todas nuestras búsquedas, hasta el punto de recordar nuestra vida mejor que nosotros mismos? Sigue leyendo

El ministro que hace reír a media Europa

Rosalía Sánchez | Berlín

Nueve de la mañana en la sede de Los Verdes en Berlín. La reunión de la Ejecutiva del partido comienza con retraso porque sus miembros “estaban viendo el vídeo de Merz”, explica un asistente. Cuando aparecen en la sala, Jürgen Trittin deja escapar todavía risas sueltas, bastante más abiertas y espontáneas que las de la semana pasada, cuando las encuestas auparon a su partido hasta alcanzar, por primera vez en la historia, la intención de voto a los socialdemócratas.

Apenas una hora más tarde y en un escenario muy distinto, la sede del Partido Liberal, el Thomas-Dehler Haus de Berlín, las sonoras carcajadas traspasan las puertas de los despachos y resuenan en los pasillos enmoquetados que conducen al departamento de Prensa. Al FDP le va de pena en las encuestas, así que la pregunta se impone: “¿Por qué están de tan buen humor?”. La respuesta es todavía más intrigante que las risas: “Tienes que ver el vídeo”, dice un diputado todavía desternillándose y con lágrimas en los ojos. Sigue leyendo

La era del bufón

Pastor Terry Jones of the Dove World Outreach Center speaks at a news conference in Gainesville, Fla., Wednesday. Jones stated that he would go forward with a scheduled burning of copies of the Koran at his church on Sept. 11, and then reversed himself the next day.  John Raoux/AP

El pastor Terry Jones da una conferencia de prensa en Gainesville, John Raoux/AP

MARIO VARGAS LLOSA 19/09/2010

Terry Jones, un oscuro pastor protestante de Gainsville, Florida, cuya iglesia cuenta apenas con medio centenar de parroquianos, anuncia que se dispone a conmemorar el aniversario de los atentados de Al Qaeda del 11 de septiembre quemando ejemplares del Corán y, en pocos días, se convierte en una celebridad mundial. No creo que exista un símbolo más elocuente de la civilización del espectáculo, que es la del tiempo en que vivimos.

Lo normal, ante una provocación, estupidez o payasada como la del pastor Jones, dictada por el fanatismo, la locura o un frenético apetito de publicidad, hubiera sido el silencio, la indiferencia, o, a lo más, una mención de dos líneas en las páginas de chismografía y excentricidades de los medios. Pero, en el contexto de violencia política y fundamentalismo religioso del mundo de hoy, la noticia alcanzó pronto las primeras planas y la imagen del predicador incendiario con su cara sombría, su terno entallado y sus dedos ensortijados dio la vuelta al globo. Sigue leyendo

La solidaridad entre los pueblos

¿De quién hablamos cuando hablamos de ayudar?. Niños de la Región de Baltistán./Foto: Joselu-2005

SHANSHAIR ALI 31.08.2010

COORDINADOR GENERAL FÉLIX IÑURRATEGI FOUNDATION

Como es sabido, la situación en Pakistán es dramática. Millones de afectados por inundaciones y avalanchas; miles de muertos y gravísimos riesgos de epidemias y hambre. Ciertamente la comunidad internacional, organizaciones de la ONU, y aun con graves dificultades el mismo Gobierno de Pakistán, están movilizándose para responder a este desastre: familias destrozadas, cultivos perdidos, infraestructuras inutilizadas, ausencia de energías, etcétera.

Sin embargo, existen pueblos y regiones enteras donde esta ayuda institucional o no llega o quizás llegue demasiado tarde. Me refiero especialmente a muchas localidades afectadas en la región de Karakorum: carreteras cortadas, falta de alimentos y de combustible…
En concreto, les quiero narrar lo ocurrido en la localidad de Thalis, en la región de Baltistán. Sigue leyendo

Habitaciones

JUAN JOSÉ MILLÁS 09/07/2010

Caí, navegando, en una página web muy oscura. Al poco distinguí un interruptor digital sobre el que di un golpe de ratón, haciéndose la luz. Apareció entonces un dormitorio que se parecía de un modo algo siniestro al mío. En una esquina de la pantalla se informaba de que en ese momento nos encontrábamos en la página cinco visitantes. Me inquietó la idea de encontrarme en compañía de otras cuatro personas a las que no me era posible ver, cuatro fantasmas. Quizá alguna de ellas, pensé, dispusiera en su ordenador de una herramienta que le permitiera distinguir a los otros. Sigue leyendo

Lecturas en corto y ruido en la Red

Foto: Juan García Gálvez

ENRIQUE GIL CALVO 21/08/2010

En esta época de prolongación de la longevidad, cuanto más largas se hacen las vidas humanas, más cortas resultan las lecturas que permiten guiar el flujo vital. La demanda de mercado lo demuestra bien, pues solo se venden microrrelatos, ensayos breves o novelas que parecen largas, pero que se leen como se escriben: de un solo plumazo. Y en la Red no digamos, pues donde estén los post de los blogueros que se quiten los artículos sesudos (como presume de ser este). Es la moda impuesta a la manada por las redes gregarias como Twitter, que requiere textos de forzada brevedad (longitud máxima de 140 caracteres). Algo que este mismo periódico acaba de emular con su último lanzamiento digital, el microblogging ‘Eskup’. Y lo mismo ocurre con la prensa, donde ya casi nadie lee las apretadas columnas de los artículos, contentándose con los titulares a modo de rápido resumen. Para lo cual no hace falta leer el periódico de papel, pues puede hacerse en sus páginas digitales en la Red, donde para retener o al menos captar la atención del lector hay que cambiar los titulares de prensa cada poco rato.

Curiosa inversión de las relaciones entre lectura y realidad. Cuando la vida era corta, necesitada e incierta, como ocurría antes del Estado de bienestar, solo las lecturas largas, constantes y duraderas permitían domesticarla y controlarla a voluntad, sometiéndola a reglas programadas previsibles de antemano. De eso se encargaba la práctica de la lectura, que adiestraba a los sujetos en el espíritu letrado tras hacerles incorporar el hábito lector.

Pero tras el advenimiento de la sociedad posindustrial, la lectura de la vida ha invertido su signo. Sigue leyendo

La memoria digital tampoco es eterna

BLANCA SALVATIERRA MADRID 15/08/2010

“¿Por qué deberíamos prestar atención a la conservación a largo plazo de la información digital en un momento en el que las posibilidades de almacenamiento nunca han sido tan abundantes ni tan baratas?”, se pregunta un estudio realizado por la Academia Nacional de Tecnologías Francesa (NATF). La respuesta de los investigadores es tan sencilla como inquietante: los discos grabables están en constante deterioro, incluso cuando no se utilizan, y tienen una esperanza de vida limitada a entre cinco y diez años. “Los fabricantes quieren hacernos creer que sus medios de almacenamiento mantienen los datos para siempre, pero no es así”, resume Franck Laloë, coautor del informe y director de investigación en el Centro Nacional francés de Investigación Científica (CNRS).

A principios de la década de los ochenta, cuando empezaron a aparecer los primeros CD, se dijo de ellos que eran un soporte casi indestructible. Se les auguraba una vida superior a los 100 años al no existir contacto físico entre el disco y el láser que interpreta los contenidos que alberga. Pero hay muchos otros factores que influyen en la degradación del soporte. “Al deterioro físico, sobre todo a los arañazos, hay que sumar aspectos como cambios bruscos de temperatura, humedad, sobreexposición a la luz, etc.”, explica Juan Martos, director de laboratorio de Recovery Labs, una compañía española especializada en recuperación de datos en todos los soportes.

En ese tipo de daños no influye directamente el usuario, que ha grabado el disco, lo ha guardado dentro de una caja y cree que podrá acceder a la información muchos años después. Según los investigadores del NATF, el riesgo de perder esos contenidos es proporcional al tiempo transcurrido. Sigue leyendo

Una pésima idea

Los proveedores de las conexiones quieren participar en el negocio de Internet.- GETTY IMAGES

J. F. ALCÁNTARA Y D. DE UGARTE 09/08/2010

La neutralidad en una red significa que ningún nodo es más importante que otro, que ningún nodo puede censurar ni privilegiar tus conexiones, ninguna voz tiene el poder de silenciar a los que opinan diferente ni de favorecer los contenidos de los dueños de la infraestructura. Es la neutralidad de la Red, la característica fundamental de Internet, la que ha convertido a la web en el catalizador de la innovación y la tierra prometida de los emprendedores. Si Internet ha sido el gran territorio social de la abundancia y la libertad desde hace ya dos décadas, ha sido gracias a su carácter neutral.

Las implicaciones que sobre la libertad de comunicación tendría la eliminación de esta libre interconexión son drásticas: la Internet a la que acudimos cada día en busca de noticias es diversa. Y por eso la usamos. Pero es diversa porque es neutra, y no hay diversidad sin neutralidad. No existe riqueza de información. Ni libertad de comunicación sin neutralidad.

Desde hace años, la neutralidad de la Red se ha visto amenazada por el interés de las operadoras de telefonía en segmentar las facturas de sus usuarios. Desde 1998 a 2009, el tráfico de datos pasó de ser una pequeña parte del volumen a suponer más del 50% del total. Sigue leyendo

Un ex militar británico se convierte en la primera persona en recorrer el Amazonas a pie

El aventurero durante su travesía por la selva amazónica. | HUM

EFE | Río de Janeiro

El ex militar británico Ed Stafford, de 34 años, ha conseguido este lunes su objetivo de seguir a pie todo el curso del río Amazonas, al llegar a Marudá, una aldea del estado brasileño de Pará, después de un viaje de dos años, cuatro meses y siete días por la selva.

“Trabajo cumplido. 28 meses y hemos acabado nuestro recorrido por el Amazonas. Siempre supe que era posible“, ha declarado el aventurero en su página de Twitter. Sigue leyendo

El nuevo ecosistema de la información

El Roto

DIEGO BEAS 05/08/2010

Hace apenas unas semanas le preguntaron a Daniel Ellsberg -responsable de filtrar a la prensa los Papeles del Pentágono en 1971- qué habría hecho hoy, en la era de las redes e Internet, si tuviera en sus manos documentos de la misma importancia de aquellos que fueron el principio del fin no solo de la guerra de Vietnam, sino también de la presidencia de Richard Nixon.

Sin dudarlo, Ellsberg, un hombre que casi alcanza los 80 años y que ha hecho del acceso a la información y la transparencia en el Gobierno una misión, respondió: compraría un escáner y los subiría a Internet.

El entrevistador, insatisfecho con la respuesta, le presionó: “Pero, ¿no considera que la prensa aporta algo; es decir, más allá de los datos y la información que contenían los Papeles del Pentágono, no fueron el New York Times y el Washington Post los que proporcionaron el contexto para interpretar lo que sucedía y cambiar el curso de la historia?”.

Un Ellsberg escéptico respondió que no estaba tan seguro. Lo importante, enfatizó, es hacer pública la información; ponerla en manos de la opinión pública y dejar que la presión surja de allí; si pasa o no por los filtros de los medios de comunicación ha dejado de ser la clave.

¿De verdad? Sigue leyendo

“Cibersubrayados”

MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO 04/08/2010

Sabemos que el actual neolítico tecnológico no ha hecho más que empezar y que los inventos y nuevas aplicaciones se suceden vertiginosamente. El negocio reside precisamente en esa neomanía inducida que nos lleva a adquirir lo siguiente cuando todavía no hemos aprendido a utilizar lo anterior. Los cambios tecnológicos han multiplicado hasta lo impensable nuestros intercambios: estamos hiperconectados con el mundo, en cuya ingente panoplia humana elegimos a nuestros cómplices. Amamos ser multitud -aunque sea virtual- más que nunca: se diría que sólo en ella nos sentimos individuos. Somos conscientes (antes era sólo intuición) de que en la megalópolis global -¿quién habla ya de aldea?- por la que nos movemos como pez en el agua muchos están pensando y deseando lo mismo que nosotros. Ahora podemos hallarlos: se acabó la muchedumbre solitaria. Hemos ampliado exponencialmente el círculo de nuestras relaciones (Facebook, etcétera), y nuestros cada vez más manejables aparatos nos permiten atenderlas, y ocuparnos al mismo tiempo de otros asuntos con algo parecido a la atención flotante que prestan los psicoanalistas a los analizandos. Como nuestros iPhone o iPad, también nosotros somos cada vez más multitareas: la (antigua) calle mayor, donde encontrábamos de todo, la llevamos en el bolsillo. Y, además, podemos navegar por ella con amiguitos lejanos mientras compramos o leemos el periódico. Cada vez abarcamos, cada vez más nos concentramos menos. Somos el futuro. Sigue leyendo

Gene Krupa, o ser feliz no cuesta nada

RAY LORIGA 01/08/2010

La verdad es que ser feliz no cuesta nada.

El otro día sin ir más lejos encontré en Internet la imágenes de un sueño. Se trata de un viejo programa de televisión que vi hace mucho tiempo y que enfrentaba, es un decir, en realidad juntaba, a tres de los mejores bateristas de todos los tiempos, Gene Krupa, Lionell Hampton y Chico Hamilton. Llamar baterista a Lionel Hampton es una reducción imposible de la que soy consciente, el gran señor era a su vez vibrafonista, pianista, cantante y director de orquesta. Chico Hamilton también movía los hilos de su propia música, y qué decir de Krupa, ni el Keith Moon de los mejores Who podría seguir el ritmo de su extraña locura.

Las imágenes de ese duelo entre gigantes las vi hace años en un programa de la antigua televisión, esa que tenía cuernos y era en blanco y negro y nos castigaba con un himno nacional al final de cada jornada, y si les digo la verdad eran tan formidables que durante años pensé que no existían de verdad, que yo solito me las había inventado, que no eran más que un sueño. Sigue leyendo

La tragedia de Sherrod

Shirley Sherrod, durante una entrevista en la cadena de televisión CBS.- ASSOCIATED PRESS

ANTONIO CAÑO – Washington – 24/07/2010

Una desconocida funcionaria del Departamento de Agricultura se ha convertido en la protagonista de una apasionante historia que ha concentrado la atención del país a lo largo de toda la semana y que debería ser recordada eternamente como un ejemplo del daño que la temeridad del periodismo, el oportunismo político y el revanchismo ideológico son capaces de infligir a una sociedad. El caso, en el que solo la propia víctima ha mostrado un comportamiento sensato y humano, constituye una afrenta para toda la élite dirigente.

Todo pareció acabar ayer cuando el propio Barack Obama se disculpó ante el país por el perjuicio causado a Shirley Sherrod, del que él no es el único culpable pero sí uno entre tantos. El jueves la llamó por teléfono para presentarle excusas de forma personal. “Esto ha ocurrido en parte porque vivimos en una cultura de medios de comunicación en lo que algo aparece en YouTube o en un blog y enseguida se monta el gran lío”, dijo el presidente en una entrevista en televisión. Sigue leyendo

Gratis total (o no)

"Ali-Baba et les quarante voleurs" de Jacques Becker

MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO 07/07/2010

Mi sobrino Lucas es un veinteañero para el que el mileurismo es un sueño de plutócratas. Igual que la mayoría de sus amigos, se paga los estudios y lampa con sorprendente dignidad aquí y allá para conseguir dinero para sus gastos: pone copas, reparte folletos, elabora, como pinche de cocina, sushis y sashimis, realiza “promociones” para firmas comerciales (“¿Desea probar este zumo de piña y fresa?”), reparte guías telefónicas, pasea chuchos y espera junto al árbol a que se alivien (lleva bolsita). Intenta irse a Brasil con una beca Erasmus (supongo que pasará la gorra) y no da la sensación de privarse de casi nada de lo que para él es importante. Incluso compra música (que ha escuchado en Internet).

Mi sobrino, que está convencido de que no todas las piraterías son iguales, me hizo hace unos días un regalo de legalidad problemática: la dirección de una página web desde la que pueden verse casi todas las series televisivas. Sigue leyendo